Todo lo que necesita saber sobre el eccema | Cosméticos Lidl | Cosméticos Cien <cosmeticscien></cosmeticscien> | <dcosmeticoslidl></dcosmeticoslidl>

cab

Todo lo que necesita saber sobre el eccema


Desde los síntomas hasta los tratamientos 
Hay pieles que pican un poco e incomodan cuando llega el invierno. Y luego se vuelve roja, con picazón y ampollas en la piel, se trata de una afección lo suficientemente importante como para tener un nombre en latín: dermatitis atópica , también conocida como eccema o eczema. Si tu piel se está quemando y muestra estos síntomas, acude a la consulta de un dermatólogo para pedirle consejo.

Asegúrate de que en realidad se trata de un eccema 
Si no te lo han diagnosticado oficialmente y estás tratando de obtener información preliminar antes de dirigirte a un médico, o intentas buscar información por internet es muy probable que puedas mezclar el eccema con la psoriasis , otra afección de la piel que puede causar enrojecimiento, picazón y escamas. Una de las principales diferencias entre los dos: el eccema es húmedo, mientras que la psoriasis es seca. Con el eccema, el líquido puede filtrarse de las células inflamadas de la piel, haciendo que la piel se vuelva roja y húmeda. El dermatólogo te puede recetar una cortisona tópica y antiinflamatoria para controlar el eccema a largo plazo.

Busca las causas 
Luego, por tu cuenta, comienza a prestar atención a si tu eccema tiende a ser provocado por algo específico: estrés, cambios de temperatura, sudor, ácaros del polvo y alergias son factores desencadenantes comunes. El eccema es una hipersensibilidad del sistema inmune, como una reacción alérgica . Encontrar y evitar sus desencadenantes puede ayudarte a controlar tu eccema, aunque es posible que no puedas deshacerte de él por completo.

Beber agua 
Aunque suene excesivamente simplista, mantenerse bien hidratado es lo más importante que puedes hacer. Y el sueño puede ayudar a tu cuerpo a reparar su barrera natural contra la humedad, para que tu piel esté tan sana e intacta como sea posible.

Tómate un baño 
Es un concepto erróneo común que los baños resequen la piel. De hecho, si estás allí menos de diez minutos, en realidad son hidratantes. Bañarse agrega agua a la piel, e hidrata inmediatamente tu piel. Pero no agregues al agua ni aceites ni productos que huelen muy bien pero irritan la piel. Hidratarte es la segunda cosa más importante que puedes hacer, y uno de los mayores errores que comete la gente es usar una loción ligera que no hidrata lo suficiente. Necesitas una crema hidratante rica y cremosa que no contenga fragancias, como el aceite puro de coco y las cremas básicas con manteca de karité hidratante o ceramidas.

Ignora los consejos que puedas ver en las redes o internet
Hay algunas sugerencias espantosas por la red , como poner alcohol sobre el eccema para secarlo o usar peróxido de hidrógeno para matar las bacterias. Uno de los muchos problemas con este consejo: el eccema no es en realidad una infección bacteriana, y no se puede curar al secarlo. Esto no hace nada excepto empeorar su condición.

Ten cuidado en el gimnasio 
El alto contenido de sal en el sudor puede exacerbar el eccema: Se recomienda secar suavemente el sudor con toallitas impregnadas de sábila sin alcohol mientras haces ejercicio, duchándose inmediatamente después, e incluso usando un saquito de hielo para refrescarse, ya que los cambios en la temperatura corporal pueden desencadenar algunas molestias.

Cremas faciales Cien Lidl Cosmética

Cremas hidratantes

Cremas antiedad

Cremas antiarrugas

Cremas para el cabello

Cremas contorno de ojos

Cremas Cuello y Escote

Sombra de ojos

Maquillaje

Cremas protectoras solares y labios